felipe III espana

Felipe III de España

Inicio » Biografías » Felipe III de España

Felipe III fue rey de las coronas de Castilla, Aragón y Portugal. Nació el 14 de abril de 1578 en Madrid. Hijo de Felipe II y de su cuarta esposa, Ana de Austria. Fue proclamado rey el mismo día de la muerte de su padre, 13 de septiembre de 1598; con él comenzó la decadencia de la monarquía austríaca, la decadencia de España y el período del Gobierno de los favoritos. Felipe III, incapaz de gobernar por sí mismo, dejó el Gobierno en manos de Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, que era su caballerizo; pero le dio el título de duque de Lerma; el cual, siendo un hombre inculto y de poco talento, aprovechó la ocasión para enriquecerse; a tal efecto, convirtió la Corte en un mercado de funciones públicas y despilfarro, que dieron lugar a una corrupción nunca vista. Además, para no molestarse de gobernar él mismo, hizo otro tanto que el rey: entregó el Gobierno en manos de Rodrigo Calderón, que había sido su paje; pero que pasó a ser, después, Conde de Oliva y marqués de Siete Iglesias, quien acabó de arruinar la Hacienda pública.

Conflictos y expulsión de los musulmanes

Por otra parte, entre 1597 y 1602, tuvo lugar la llamada peste atlántica, que, en España, causó 500.000 muertos. En enero de 1601, fue trasladada la corte de Valladolid; mas, tras hacer los madrileños grandes obsequios al rey y al duque de Lerma, la Corte vino otra vez a Madrid en 1606. Por otra parte, Felipe III heredó de su padre la guerra contra Inglaterra; pero, en 1603, murió la reina Isabel, y su sucesor, Jacobo VI, firmó la paz con Felipe III en Londres en 1604. La guerra con Flandes seguía, hasta que se firmó una tregua de doce años en la Haya en 1609. Después, para conseguir la unidad religiosa de España, Felipe III se decidió a expulsar a los moriscos de sus dominios, a petición de ciertos dignatarios de la Iglesia Católica y del duque de Lerma, quien después se apropió de muchas posesiones de ellos. Por fin, el 11 de septiembre de 1609, se publicó el decreto real ordenando a todos los moriscos de Valencia la salida de ese reino en el plazo de tres días; después fueron expulsados escalonadamente los de las restantes regiones de España; terminaron de marcharse todos el 19 de mayo de 1610; entre 600.000 y 1.000.000 fueron expulsados; la agricultura, el comercio y la industria, principales ocupaciones de los moriscos, se paralizaron; España sufrió un gran retroceso.

Guerra de los treinta años

Carlos Manuel de Saboya invadió y saqueó el Milanesado en 1615, por lo que España entró en guerra contra el saboyano, la cual, por mediación de Luis XIII de Francia, terminó con la Paz de Pavía en 1617. España también participó en la guerra de los Treinta Años, para ayudar a Fernando II a recuperar Bohemia.

Conquista de nuevas tierras

Por otro lado, en este reinado, se aumentaron los dominios españoles en el exterior: en América, se sometió Nuevo México y el valle de Arauco; Pedro Fernández de Quirós descubrió Australia en 1605 (nombre dado en honor de los Austrias); en Asia, se conquistó el reino de Pegu, el de Candy, el de Termate y el de Teidor; y, en África, las plazas de Mamora y Larache.

Caída del duque de Lerma

Por fin, el duque de Lerma cayó en desgracia y, viéndose perdido, se hizo conceder el capelo cardenalicio (la gente decía: “se vistió de colorado, para no ser ahorcado”), tras lo cual se despidió del rey y se fue a vivir a Valladolid el 4 de octubre de 1618; lo sucedió su hijo, el duque de Uceda, compartiendo el poder con el conde duque de olivares. El duque de Uceda descargó sus iras contra el marqués de Siete Iglesias, que fue echado en prisión y confiscados sus bienes.

Matrimonio y descendencia de Felipe III

De su matrimonio, celebrado en 1599, con Margarita de Austria (1584-1611), nacieron ocho hijos: Ana (1601-1666, que se casó con Luis XIII de Francia, 1601-1643), Felipe IV, María (casada con el rey Fernando de Hungría), Carlos, Fernando (que fue cardenal) y otros hijos muertos en la infancia.

margarita austria
Margarita de Austria

Decadencia del reino español

A pesar de los éxitos españoles en el exterior, en el interior se iniciaba la decadencia; la hacienda pública estaba arruinada y la miseria se había adueñado de España; buscando remedio, Felipe III pidió, al consejo de Castilla, la elaboración de un informe en 1619 dicho Consejo llegó a la conclusión de que las causas de la ruina económica eran: los enormes tributos que pesaban sobre el país, la prodigalidad en repartir dones y mercedes, el exceso de lujo y el gran número de empleados innecesarios y venales; pero el rey, sin haber hecho nada para remediar esos males, murió el 31 de marzo de 1621 en Madrid.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos, 1,33 de 5 estrellas