abderraman III

Abderramán III

Inicio » Biografías » Abderramán III

Abderramán III fue el primer califa de Córdoba, gobernó al-Ándalus entre los años 912 y 961. Nació en el 891 en Córdoba. Era hijo de Mohamed (hijo de Abdallah ben Mohamed) y de María (hija de padre católico). Sucedió, en el 912, a su abuelo, quien lo prefirió antes que a sus hijos y le nombró sucesor de su trono. Nada más ascender al poder, tuvo que luchar y acabar con muchos rebeldes que todavía quedaban del reinado anterior. En Toledo, derrotó a los hijos de Hafsún; en Alhama, se sometió Azomor; en Cazorla, Obeidallah; Zaragoza también se le rindió. El 16 de enero del 929, puso fin al emirato y se erigió califa; así empezó el califato de Córdoba. En el 932, asumió todas las funciones de su gobierno. Por otra parte, en varias ocasiones, Abderramán III entró en guerra contra los reyes católicos del norte de la Península: contra Ordoño II de León (910-924), quien llamó en su ayuda a Sancho Garcés I, de Navarra (905-925); pero el ejercito del califa los derrotó en Val de Junquera, después fue derrotado por Sancho y su hijo García Sánchez I (925-970); entre tanto, Ordoño II se adentró por al-Andalus hasta cerca de Córdoba, destruyó varios pueblos y regresó a León con un considerable botín. También luchó contra el califa Ramiro
II (930-950), rey de Asturias y León, en unión con Fernán González (929-970), conde de Castilla, y lo vencieron. Después, el califa sitió Zamora, y contra él fueron Ramiro II, Fernán González y García Sánchez (de Navarra); entonces tuvo lugar la batalla del “Foso de Zamora”, donde, aunque los árabes ganaron, 50.000 musulmanes perecieron, y el mismo Abderramán III fue herido gravemente el 5 de agosto del 939; pero Ramiro II volvió a recuperar Zamora poco después. Estas luchas continuaron durante años con suerte alterna. Ordoño III (950-955), rey de Asturias y León, saqueó Lisboa y volvio a León. Abderrahmán III murió el 15 de noviembre de 961 en Córdoba. Es considerado como el más grande de los califas de al-Ándalus. Fue el primero que gravó su nombre y sus títulos en las monedas. Fue un hombre de gran erudición y poeta. Todos sus hijos eran poetas, filósofos o historiadores. En su palacio de Meruán, se reunían los hombres más sabios de su tiempo, y allí se cultivaban todas las ramas del saber de aquella época. Córdoba se convirtió en el emporio de la cultura de su tiempo; en ella creó, Abderrahmán, la primera Academia de medicina que existió en Europa; allí fue Sancho I de Asturias y León a curarse la obesidad. Este califa construyó, al pie de Sierra Morena, la ciudad-palacio de Madina al-Zahra, en recuerdo de su esposa favorita. En esta obra, trabajaron 10.000 obreros más de 20 años. En el harén tenía 6.000 mujeres.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
7 votos, 4,29 de 5 estrellas