Prehistoria

Yacimiento Paleontológico de Enciso en la Rioja

En la localidad riojana de Enciso se encuentra el «parque jurásico» más importante de Europa y uno de los yacimientos paleontológicos más interesante del continente. Se trata de una ruta de unos veintitrés kilómetros llena de huellas del pasado. La ruta se extiende desde Enciso hasta el yacimiento de Virgen el Campo, donde hay abundantes huellas de iguanodontes y carnosaurios y de un gigantesco tiranosaurio rex. Un paseo por el pasado a través de la ruta de los dinosaurios que puede comenzar en el Centro Paleontológico de Enciso y continuar con la visita guiada por especialistas para conocer con más detalle hasta cuarenta yacimientos de huellas repartidos por las sierras riojanas.

Pasado de la zona de Enciso

Aunque actualmente parezca increíble, hubo una época en la que la actual sierra no existía. Durante el período Jurásico, el mar de Tethys, que cubría gran parte de Europa, penetraba por lo que ahora es el valle del Ebro. Eran los tiempos del movimiento de los continentes. El terreno estaba ocupado por cauces fluviales, lagos y abundante vegetación. Se trataba de una zona llana, similar a la que hoy se encuentra en los deltas de los grandes ríos. Toda esta cantidad de agua y vegetación permitió el desarrollo de una exuberante vida que hizo posible la existencia de los gigantescos animales prehistóricos.

Huellas de dinosaurio en el Yacimiento de Enciso
Huellas de dinosaurio en el Yacimiento de Enciso

Formación de las huellas de animales prehistóricos

Al mismo tiempo, este terreno facilitó la formación de grandes barrizales, gracias a los cuales hoy se pueden contemplar las huellas de los enormes animales. Un dinosaurio pisaba el terreno fangoso. El barro se secaba con rapidez endureciéndose y la huella perfectamente marcada quedaba cubierta de sedimento. De esta forma se formaron las huellas fósiles, que aparecieron al quitar los sedimentos. Estas huellas fueron descubiertas a lo largo de los años setenta y desde entonces las excavaciones y estudios paleoictológicos han permitido conocer el modo de vida de estos enormes animales casi legendarios en un entorno muy diferente al actual. Junto a las huellas de los dinosaurios también se han encontrado gran cantidad de fósiles de peces, tortugas, cocodrilos y hasta el tronco de un árbol. Por la información que proporcionan las huellas se sabe si los dinosaurios andaban a dos o cuatro patas, si eran herbívoros o carnívoros, es posible adivinar su tamaño, la velocidad de marcha que desarrollaban y múltiples aspectos de su actividad y comportamiento.

Centro Paleontológico de Enciso

En el Centro Paleontológico de Enciso destinado al estudio, promoción y divulgación de las actividades paleontológicas que se realizan en toda la región de La Rioja se ha montado una exposición permanente que facilitará la comprensión de los yacimientos, por lo que es muy recomendable visitarlo antes de dirigirse a éstos. Su recorrido nos introduce en el complejo mundo del estudio de los dinosaurios y de otros restos fósiles. Las maquetas, paneles y fotografías de la instalación nos van descubriendo algunos de los conocimientos más recientes sobre las huellas de los dinosaurios y su entorno. La exposición se completa con unas reproducciones a tamaño real de diferentes restos de dinosaurios, modelos tridimensionales de las especies que más abundaban en La Rioja y piezas originales de los fondos de la institución, halladas en las diferentes excavaciones realizadas. La importancia de los yacimientos del entorno de Enciso es doble: por una parte hay que tener en cuenta el gran valor científico que tienen, ya que existen muy pocos estudios realizados sobre huellas de esa misma época, pero es que, además, de su estudio se extrae información relevante sobre los actos vitales y el entorno de estos grandes animales. También es importante destacar el aspecto patrimonial, puesto que hay pocos lugares en el mundo con una cantidad de huellas de dinosaurio tan bien conservadas.