castillo reino taifa

Reinos Taifas

Inicio » Edad Media » Reinos Taifas

Desde mediados del siglo XI asistimos a un cambio radical en la correlación de fuerzas entre los cristianos y los musulmanes de Hispania. A ello contribuyó, sin duda, la descomposición de al-Andalus, a raíz de la desaparición del Califato de Córdoba, pero también los progresos que estaba experimentando la cristiandad europea en general, de los que se beneficiaron, no podía ser de otra manera, los cristianos establecidos en la piel de toro. Así las cosas, los núcleos cristianos del norte de la península Ibérica pasaron a tomar la iniciativa en sus ataques militares contra al-Andalus. La «reconquista», expresión de indudable contenido ideológico, pues se utilizaba para referirse a las campañas lanzadas contra los musulmanes con la finalidad de recuperar las tierras perdidas de España, estaba en marcha. Antes de que concluyera el siglo XI la ciudad de Toledo, que había sido desde comienzos del siglo VIII una de las más importantes urbes de la España musulmana, se integró en los reinos de Castilla y León. Paralelamente avanzaban los cristianos de la Hispania oriental, aunque con menor intensidad, pues los musulmanes, no nos olvidemos, seguían presentes en el valle del Ebro. No obstante, la llegada al solar hispano, a finales de la undécima centuria, de los almorávides, procedentes del norte de África, supuso un freno a la ofensiva cristiana, al tiempo que al-Andalus volvía a aparecer unido. En cualquier caso, el territorio de la España cristiana no sólo creció en extensión en el transcurso del siglo XI, sino que fue testigo de importantes novedades, que iban desde el desarrollo de los burgos y de los burgueses hasta la consolidación del camino de peregrinación que conducía a Santiago de Compostela.

Al-Andalus, Fragmentado en un Mosaico de Reinos Taifas

Al-Andalus, una vez desaparecido del escenario político el Califato de Córdoba, se fragmentó en un mosaico de pequeños reinos, los llamados taifas, término que significa bandería. A su frente se hallaban en unas zonas los dirigentes beréberes, en otras los eslavones, pero también había taifas dominados por familias de origen árabe e incluso por muladíes. Dichos reinos tuvieron una vida muy corta, ligeramente superior al medio siglo, pues fueron barridos antes de que concluyera la undécima centuria por los invasores almorávides. Los taifas más importantes fueron el de Zaragoza, donde gobernaron los Banu Hud; el de Badajoz, que estuvo en manos de los aftasíes; el de Toledo, controlado por los Banu Zennum, y, ante todo, los de Granada y Sevilla, a cuyo frente se hallaban los ziríes y los abasíes, respectivamente. Los reyezuelos taifas, en contraste con lo sucedido en la época califal, eran muy débiles desde el punto de vista político, por más que procuraran imitar el modelo puesto en práctica por los gobernantes omeyas. Es más, se hallaban a merced de los reyes cristianos de Hispania, lo que se tradujo en el pago de parias o tributos, a cambio de los cuales pedían protección militar a aquéllos. Para hacer frente a esa situación,así como para mantener a los ejércitos, integrados básicamente por mercenarios, los dirigentes taifas no tuvieron más remedio que elevar los impuestos, lo que motivó un creciente descontento entre la población de sus dominios. Esa situación explica que buena parte de los habitantes de al-Andalus viera con buenos ojos en su día la llegada a tierras hispanas de los almorávides.

reinos taifas al-andalus
Reinos taifas

Aportes Culturales

No hay que olvidar, sin embargo, la excepcional aportación cultural de la época de los reinos de taifas, caracterizados, entre otras facetas, por el frecuente mecenazgo de sus dirigentes tanto a los escritores como a los artistas. Incluso destacaron en el ámbito de la producción literaria algunos monarcas, como el sevillano al-Mu’tamid, poeta de gran brillantez, o el granadino Abd Allah, que nos ha dejado unas interesantes Memorias. También es preciso señalar al poeta hebreo Salomón ibn Gabirol. No obstante, la obra más importante del campo literario, escrita en tiempos de los taifas, es, sin lugar a dudas, El collar de la paloma, cuyo autor fue Ibn Hazm. El collar de la paloma, que consiste básicamente en un apasionado canto al amor, ejerció gran influencia tanto en el mundo musulmán como, posteriormente, en el cristiano. En el campo de la historia es preciso mencionar el Muqtabis, obra de gran valía escrita por Ibn Hayyam, y en el de la geografía, los trabajos de al-’Udri y al-Bakri. Por lo que respecta al conocimiento astronómico, en tiempos de los reyes taifas alcanzó gran fama Azar-quiel. Él fue el inventor de la azafea, instrumento que sustituía al astrolabio, así como el autor de unas interesantes Tablas astronómicas, que iban a prestar gran juego en el futuro.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, 3,29 de 5)